El pleno del Parlamento Europeo aprobó la Directiva Hipotecaria con 596 votos a favor, 31 en contra y 65 abstenciones. La nueva regulación impide que se pueda vincular la contratación de hipotecas a otros productos, como seguros. La reforma de la Ley Hipotecaria española ya refleja esta prohibición de vincular seguros a hipotecas, pero España deberá transponer antes de dos años que los bancos no puedan ofrecer precios diferentes en sus hipotecas en función de la contratación de otros productos como seguros de Hogar, Vida, Planes de Pensiones o Protección de Pagos, ni hacer una oferta empaquetada con varios productos.

Según Kelisto.es, los bancos ofrecen hipotecas más baratas a clientes que además contratan con la entidad sus seguros. No hacerlo implica un sobreprecio medio de 600 euros anuales para un cliente con una hipoteca media de 97.297 euros. Ese incremento puede llegar hasta los 1.185 euros al año en Barclays y 1.357 euros en Bankinter.

La Directiva pretende que los compradores de viviendas estén mejor asesorados y más protegidos. Así, el consumidor tendrá un periodo obligatorio de reflexión de 7 días antes de firmar una hipoteca y el mismo periodo para retractarse tras la firma; se limitarán los cargos por impago; se impedirá a los Estados oponerse a la dación en pago acordada entre las partes; e impondrá la obligación de buscar el mejor precio en la venta de una propiedad como consecuencia de una ejecución.

Publicado: 12 de Diciembre de 2013