Publicado: 5 de Noviembre de 2019

Las conclusiones del informe sobre la siniestralidad de los vehículos de primera categoría del centro de estudios ‘Ponle Freno-AXA de Seguridad Vial‘ incluyen que los conductores de vehículos de primera categoría (turismo, furgoneta y todoterreno) tienen una probabilidad de sufrir un accidente del 14,3%. Sin embargo, esta probabilidad varía significativamente según el tipo de vehículo que conducen. Así, en el caso de los todoterrenos, la frecuencia se sitúa en el 12,5%, mientras que en las furgonetas la probabilidad se dispara al 20%. Las furgonetas son el vehículo industrial de mercancías más utilizado en lo que se ha dado en llamar el reparto de la “última milla” (el último paso en la entrega de un paquete). Esta circunstancia hace que la mayoría de los siniestros ocurra en ámbito urbano o en las cercanías de núcleos urbanos y que su exposición al riesgo sea mayor que la de los turismos, tanto por el número de horas en misión, como en el número de kilómetros llevado a cabo. Este extremo justifica parcialmente su mayor siniestralidad. En cuanto a su responsabilidad en la ocurrencia del siniestro, hay que tener en cuenta que se trata de vehículos voluminosos con una visibilidad hacia atrás reducida y que no requieren un permiso de conducción específico, ya que se pueden conducir con el B: muchos de sus conductores no tienen una formación específica que adapte sus conocimientos a las dificultades del vehículo. Por otro lado, muchos de estos vehículos los utilizan trabajadores autónomos, cuyos ingresos suelen estar determinados por el número de entregas al día, e incluso a la hora, incluso con penalizaciones por retraso. Estas circunstancias obligan a un número de horas al volante y una actitud en trabajo en la que se prioriza la rapidez a la seguridad, lo que genera fatiga tras largas jornadas al volante y estrés por cumplir los horarios. El 14% de los conductores de coches sufre un accidente de tráfico Cada año, indica el informe, el 14% de los conductores de coches sufre un accidente de tráfico y en la mitad de los casos es el culpable de que se produzcan. Son datos que ponen de manifiesto nuevamente los riesgos que implica la conducción. Ante ello, debemos extremar la precaución al volante, evitar las distracciones y cumplir con las normas de circulación. Los turismos, que representan el 60% de los casi cuatro millones de pólizas analizadas en el estudio, cuentan con una frecuencia del 14%, idéntica a la de los familiares y un punto menor que la de los monovolúmenes. En el caso de los derivados de turismo, su probabilidad es la segunda menor, por debajo del 13% y 7 puntos mejor que la frecuencia de las furgonetas. Los conductores de todoterrenos son responsables en más del 50% de los accidentes y del 65% Responsabilidad en los accidentes de tráfico. La culpabilidad de los conductores de los vehículos de primera categoría en los accidentes de tráfico El segundo aspecto de este informe del ‘Centro de Estudios Ponle Freno-AXA’ se refiere a la culpabilidad de los conductores de los vehículos de primera categoría en los accidentes de tráfico. En el 48% de los más de 560.000 siniestros analizados en el estudio la responsabilidad es de los conductores de estos vehículos. No obstante, hay diferencias sustanciales entre los distintos tipos de vehículos. Así, mientras que la culpabilidad de los conductores de turismos, monovolúmenes y familiares se sitúa por debajo del 45%, en el caso de los todoterrenos y los derivados de turismo la responsabilidad del conductor en los accidentes supera ligeramente el 50%. Las furgonetas vuelven a tener el porcentaje más alto, el 65%, con una diferencia de más de 20 puntos frente a los turismos, familiares y monovolúmenes. Frecuencia de accidentes de tráfico con daños corporales De media, uno de cada 10 accidentes de tráfico conlleva daños para alguna de las personas involucradas. En concreto, en 55.000 siniestros de los 560.000 analizados se produjeron daños corporales de diversa gravedad. Por tipo de vehículo, a diferencia de los dos aspectos anteriores, las furgonetas tienen el porcentaje más bajo de siniestros con daños corporales, con un 7%. No obstante, en este caso el comportamiento entre los diferentes tipos de vehículos es más homogéneo, con diferencias máximas que no alcanzan los 4 puntos porcentuales. Boletín del mediador nº 1532 - martes 5 de noviembre de 2019